viernes, 22 de mayo de 2015

Una experiencia para escribir mejor

Como seguramente has notado, escribir bien no es cuestión de inspiración (o no solo de ella). Para escribir bien entran en juego ciertas habilidades y actitudes. En este sentido, ¿qué diferencia a un buen escritor de uno que es malo o mediocre?

El buen escritor sabe y quiere:
a) generar, organizar y desarrollar ideas;
b) redactar, evaluar y revisar sus escritos;
c) saber adaptarse a circunstancias variadas
d) tener conciencia del lector.

Así, para que mejores como escritor, con base en a) conviene que emplees estrategias como la asociación de ideas, las actitudes cognitivas (sombreros de colores), la lluvia de ideas, la estrella de preguntas, la escritura libre… Para organizarlas puedes emplear ideogramas, mapas mentales, esquemas, infografías. Y para redactar es conveniente que emplees señales para leer, variar frases, así como cuidar la economía y claridad.

Con respecto a lo último (economía y claridad) haremos un ejercicio. Se trata de valorar los dos textos siguientes, para lo cual debes: 1) determinar cuál cumple mejor su función comunicativa, 2) identificar sus características y 3) obtener ciertas reglas para escribir mejor.

Para saber cuál cumple mejor su función comunicativa debes dar a leer el texto y hacer una pequeña encuesta: ¿Qué texto les parece más claro o comprensible? ¿Cuál leen con más facilidad? ¿Cuál les parece mejor texto de los dos?


I
La palabra dialecto es un término de uso diario y significa la variedad lingüística utilizada en una región geográfica determinada o por una clase social determinada. Los lingüistas a menudo hacen la diferencia entre dialectos regionales y sociales. En teoría estos dos tipos de dialectos son distintos, pero en Gran Bretaña las dimensiones  geográficas y sociales están relacionadas. En pocas palabras, cuanto más se asciende en la escala social menos variación regional se encuentra en el habla. Así, individuos educados de la clase social media alta de toda la isla hablan más o menos de la misma forma, con muy pocas diferencias de pronunciación. Pero los trabajadores agrícolas de Devon y Aberdeen, por poner un ejemplo, es posible que tengan considerables dificultades para entenderse.



II
Dialecto m LING Cada una de las modalidades que presenta una lengua en las diversas regiones de su dominio, delimitadas por varias isoglosas, los hablantes de cuyas modalidades no tienen muchas dificultades de comprensión con los hablantes de las otras, aunque tienen conciencia de ciertas diferencias entre ellas. En el mundo griego, el término dialekticos significaba ‘conversación’, ‘discusión’ o ‘habla local’ […] Además de este concepto horizontal de dialecto existe otro vertical, el de dialecto social o sistema lingüístico de un grupo social determinado, de particularidades sobre todo léxico, sea con una finalidad esotérica (malhechores, facinerosos, etc.) o también formando parte de una lengua técnica o de grupo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario